Síndrome de mielodisplastia expuesto

Anteriormente conocido como preleucemia, el síndrome de mielodislastia es una afección hematológica que se compone de la producción ineficiente de glóbulos rojos y una serie de otras complicaciones de salud. Muchas personas no están familiarizadas con los detalles del síndrome de mielodisplastia, aunque la mayoría sabe acerca de la leucemia, que comúnmente es el resultado final del SMD.

El SMD es una afección de las células madre de la médula ósea, que puede provocar una producción de sangre ineficaz e irregular. Esta irregularidad puede dar lugar a problemas irreversibles en las células formadoras de sangre. La enfermedad toma un curso hacia ser crónica en la mayoría de los casos, y puede empeorar lentamente debido a la insuficiencia ósea constante. La investigación muestra que aproximadamente 1/3 de los pacientes con SMD pueden desarrollar leucemia mielógena aguda dentro de un par de años de vivir con la afección.

Diagnóstico del síndrome de mielodisplastia

Según los investigadores, el tiempo de diagnóstico para el síndrome de mielodisplastia es en promedio, entre 60 y 75 años. Este trastorno es más frecuente en hombres que en mujeres, y generalmente es raro en niños. Aunque muchos de los síntomas pueden conducir a la detección de esta afección, estos están relacionados con otros trastornos sanguíneos; Por lo tanto, los síntomas no están comúnmente relacionados con el SMD hasta las etapas posteriores.

Algunos de los síntomas del síndrome de mielodispastia incluyen:

* Neutropenia: una mayor vulnerabilidad a la infección

* Anemia: dificultad respiratoria crónica, dolor en el pecho y fatiga

* Trombocitopenia: mayor vulnerabilidad al sangrado

Se estima que el 50 por ciento de las muertes relacionadas con MDS se producen como resultado de una infección o un sangrado extenso. Los investigadores de todo el mundo todavía están trabajando duro para tratar de encontrar una cura para el síndrome de mielodisplastia, y por ahora los pacientes solo pueden confiar en los tratamientos. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que el tipo de leucemia que se desarrolla a partir de MDS es en particular extremadamente resistente a diferentes tipos de tratamiento.

Detección del síndrome de mielodisplastia

Debido a sus síntomas comunes y generales, el MDS a menudo se puede diagnosticar erróneamente, razón por la cual los médicos deben examinar la película de sangre y realizar un conteo sanguíneo completo. Estos pasos son necesarios para eliminar otras posibles causas de los síntomas, como B12, VIH o hepatitis. Los médicos también realizan estudios cromosómicos que requieren muestras frescas, lo que induce a las células vivas analizadas para aumentar la tinción cromosómica.

Orígenes del síndrome de mielodisplastia

Una de las causas conocidas de MDS tiene que ver con factores ambientales, específicamente la exposición a la radiación y al benceno químico tóxico. El SMD secundario también puede surgir en pacientes que experimentan toxicidad tardía, como resultado de la exposición prolongada a tratamientos contra el cáncer. Ahora se ha demostrado que el SMD es el resultado de las mutaciones de las células madre de la médula ósea; sin embargo, las anormalidades responsables de estas mutaciones aún no se han entendido completamente.

Deja un comentario